5 estrategias para diseñar un gran logo

5 estrategias para diseñar un gran logo

Un logotipo es como la foto de perfil de una red social o la imagen de tu identificación oficial, le da cara a tu negocio. Sin un logo es muy difícil que las personas te identifiquen y te reconozcan, es por eso que debes de conocer estas 5 estrategias para diseñar un gran logo.

Topengoogle Tienda

Lo que debes de tomar en cuenta

Antes de pasar a las estrategias, debes de tomar en cuenta estos puntos:

  • Los colores de la marca: Es muy importante aprender cómo definir la paleta de colores de una marca, ya que esta influirá en los colores a usar en el logotipo.
  • Uso: Otro punto a tomar en cuenta es el uso que le darás al logotipo, ya que no es lo mismo tiene un logo que solo se use en el entorno digital que uno que se imprima, por ejemplo, en etiquetas o empaques.
  • Tus valores: Un logo creado sin un concepto detrás, sin valores y si una esencia que lo respalde será un logo vacío, sin vida y sin alma. Es muy importante tomar en cuenta los valores y definición de tu marca para que el logo haga match con ellos.
  • Las tendencias: No hay razones para hacer un logo de una tendencia que quedó en desuso hace 10 años. Es por eso que si quieres un buen logo debes de tomar en cuenta las tendencias actuales para que este no se vea anticuado o fuera de tiempo.

Las 5 estrategias más exitosas para tener un buen logo

  • Delegar

Cuando no somos diseñadores, por más que lo intentemos, el logo no nos saldrá, es por eso que una de las estrategias más efectivas es delegar. Así es, acudir con un diseñador gráfico experto que nos ayude con esta tarea.

Hoy en día, el diseño gráfico es muy popular por lo que puedes encontrar muchas opciones. Si no quieres salir de casa, puedes consultar aquí las mejores empresas de diseño de logotipos las cuales te ayudarán a tener un logotipo profesional y ad hoc a lo que tu empresa necesita.

  • Apostar por lo flat y minimalista

Otra estrategia bastante común es la de apostar por los diseños planos y flat y los minimalistas los cuales destacan por ser simples, pero muy efectivos. Y es que aquí no tenemos sombras, degradados ni otros elementos que sobresaturen el logo.

La ventaja y razón por la que los logos flat y minimalista son la nueva tendencia del mercado está en su gran elegancia y estética. Además, son muy versátiles para colocar en diferentes espacios como lo puede ser un documento membretado o un espectacular, ya que son fáciles de modificar.

  • Usar a la psicología del color

De acuerdo con la teoría de la psicología del color, estos tienen efecto sobre el cerebro, además de que reflejan valores o conceptos. Es por eso que la psicología del color puede ser una buena forma de crear un logotipo para tu empresa o negocio.

Por ejemplo, puedes conocer qué dice la psicología del color azul y aprovecharlo para reflejar dichos valores en tu marca. El negro es uno de los mejores ejemplos, ya que este color es elegante y sofisticado por lo que es común usarlo en marcas de lujo o alto nivel.

  • Un mismo logo, diferentes versiones

Si lo que quieres es un logo que sea versátil, entonces una buena estrategia a explotar puede ser la de tener un solo logo con diferentes versiones. ¿A qué nos referimos? A tener el mismo diseño, pero con diferentes colores, formas, acabados e incluso versiones completas o en partes.

Así, podrás tener un logo para redes sociales y otra versión para tus empaques, una para tus presentaciones con fondos blancos y también una versión para tus fondos obscuros. Todo esto te dará mucha más versatilidad en la construcción de tu imagen corporativa.

  • Solo letras o palabras

Por último, otra estrategia bastante común para quienes buscan un logo que sea sencillo y no tenga algún tipo de ilustración es apostar por los logos que únicamente poseen tipografías. Es decir, un logotipo que solo tenga una palabra o frase, sin ningún tipo de elemento gráfico adicional.

Esta opción es recomendada si tu nombre como marca comunica lo que eres sin la necesidad de usar algún elemento extra. Eso sí, toma en cuenta que diseñar una tipografía puede ser igual de complejo que hacer una ilustración, sobre todo si quieres que el diseño sea único y 100% original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *